Si estás de viaje de negocios o de vacaciones, encontrar un hotel cómodo es esencial y no depende tanto del precio, muchos hoteles con lo más básico pueden darte todos los servicios de manera efectiva y funcional, pero si quieres más lujo eso ya depende de tu presupuesto.

Sin embargo, hay hoteles que provocan que nunca más vuelvas a hospedarte con ellos, porque en vez de sentirte cómodo, al contrario viviste una experiencia desagradable.

Te compartimos esos puntos flojos que provocan que no vuelvas nunca y en los cuales un hotel nunca debe fallar:

1.- Si estás en una zona calurosa, es esencial un aire acondicionado que funcione correctamente en tu habitación y que esté instalado adecuadamente. Alguna vez me pasó que el aire solo daba enfrente de mi cama y toda la habitación parecía un infierno. No duré ni un día ahí.

2.- Tu habitación siempre debe estar limpia, nada de sábanas sucias o vasos mal lavados, ni malos olores. Si pasa esto, sal de ahí ya.

3.- Si acabas de entrar a la habitación y comienzas a rascarte inmediatamente, es que ahí hay pulgas, definitivamente ahí no debes dormir ni sedado.

4.- Después de buscar por internet, encuentras un hotel de acuerdo a tu presupuesto y que además dicen que tiene Wi-Fi, pero cuando tratas de navegar con tu teléfono o computadora, parece que estás en los 90’s con una lentitud de tortuga. Definitivamente ese hotel no te sirve mucho si quieres estar en contacto con tu oficina o tus redes sociales.

5.-La amabilidad de los empleados de un hotel es esencial, cuántas veces pasa que preguntas algo en recepción y se desquitan contigo porque tuvieron un mal día o de plano ni te contestan, ese lugar definitivamente no es para ti.